De barrendero a empresario, la historia de éxito del fundador de “La Morena”


0

El origen humilde

Félix Ayala llegó a la Ciudad de México a los 14 años de edad, originario de La Piedad, Michoacán,
encontró trabajo como barrendero en un mercado cercano a Garibaldi. Ahí descubrió a diferenciar
entre la verdura buena y la verdura descompuesta, en particular chiles y jitomates. Así que escogía
la menos magullada y la revendía.

Con su salario y la venta de verduras Félix se compró una camioneta, con ella viajó a Puebla en
busca de un empleo mejor. Llegó a la localidad de Grajales, ahí operaba la empacadora Gutiérrez,
Madrazo y Cía. que trabajaba con alimentos, dulces y conservas. La empresa era conocida como La
Cumbre. Félix Ayala trabajó ahí por veinte años, aprendiendo todo sobre el negocio de las
conservas.

La empresa fue vendida a la compañía Heinz, sin embargo a finales de 1968 los propietarios de la
planta decidieron cerrarla porque no les era redituable. Félix decidió arriesgarse y les propuso que le
vendieran el inmueble de La Cumbre a pagos. Había iniciado su propio negocio en una rama que
conocía muy bien, nació entonces Productos Alimenticios La Morena S. A., el nombre en honor a la
Virgen de Guadalupe.

Su desarrollo con los años

45 años después la empresa de La Morena es la segunda más importante en el país. De cien
trabajadores con los que comenzó en la actualidad da empleo a 1,800 en dos plantas: una en
Grajales, Puebla, y otra en Huamantla, Tlaxcala. Vende aproximadamente seis millones de cajas de
chiles al año y exporta el 14% de su producción a varios países de Centroamérica, Emiratos Árabes,
EU y España entre otros. Comercializa sobretodo chiles enteros, rajas, de rodaja y chipotle.
Pese a que en varias ocasiones estuvieron a punto de quebrar la empresa familiar de Félix Ayala ha
podido superar los retos, adaptándose a la modernidad y a las exigencias del mercado, incluyendo
surtir a tiendas de autoservicios. 2011 fue un año muy importante pues la empresa traspasó el
alcance regional para convertirse en una marca nacional.

 

El legado de Félix Ayala
El fundador de La Morena falleció en 2013, a los 90 años de edad, su familia y empleados siguen
conservando su legado, el mantener no solamente un negocio particular sino la fuente de ingresos de
cientos de personas, su ejemplo de constancia. Su producto tiene gran demanda entre los mexicanos
quienes consideran a esta empresa un ícono de la industria nacional.

 

Con información de Denunciasmx.com


Like it? Share with your friends!

0