En abril hubo un incremento, no una disminución, en el promedio diario de víctimas de homicidio: México Evalúa
MéxicoSeguridad

En abril hubo un incremento, no una disminución, en el promedio diario de víctimas de homicidio: México Evalúa

En el más reciente informe de seguridad pública, Alfonso Durazo, secretario de Seguridad y Protección Ciudadana, incurrió en imprecisiones al reportar una baja de homicidios dolosos en abril.

  • En abril se verificó un promedio diario de 100.7 víctimas de homicidio, lo que supone un incremento de 1.39% con respecto al mes anterior.

    El informe de seguridad pública también dio cuenta de una disminución en la incidencia de secuestros y extorsiones, una caracterización que puede ser engañosa dada la altísima cifra negra para ambos delitos (92.1 y 97.9%, respectivamente).

Ciudad de México, 21 de mayo de 2020 .- A pesar del panorama de avances presentado por el Gobierno Federal en su informe de seguridad pública del 20 de mayo, una observación detallada a los datos de incidencia delictiva revelan una realidad nada o poco alentadora. Se registraron ligeras reducciones en algunos delitos como secuestro y extorsión, pero no hemos logrado revertir la tendencia ni reducir los altos niveles de homicidios dolosos en el país.

El secretario de Seguridad y Protección Ciudadana, Alfonso Durazo, señaló que en abril de 2020 se logró “revertir” la tendencia de crecimiento en el número de homicidios dolosos, en relación con el mes anterior. El dicho, sin embargo, es impreciso, pues si bien en términos absolutos hubo menos víctimas de homicidios en abril que en marzo (3 mil 20 víctimas contra 3 mil 78, incluyendo feminicidios), cuando se realiza un análisis comparativo entre meses con diferente cantidad de días lo adecuado es contrastar el promedio diario de víctimas.

Bajo el parámetro anterior lo que se identifica, más bien, es un ligero incremento (1.39%) en la incidencia de homicidios, al pasar de 99.3 víctimas diarias en marzo a 100.7 en abril. El porcentaje de incremento se amplía a 7.4% si comparamos con el mismo mes del año anterior.

Para apoyar esta caracterización —a la que llama “línea de contención” en homicidios dolosos—, el secretario Durazo usó tasas acumuladas del primer cuatrimestre de 2019 comparadas con el mismo periodo de 2020, para un conjunto muy acotado de municipios. En ellos, efectivamente, se verifica una reducción: Tlajomulco (-30.7%), Guanajuato (-23.5%), Guadalajara (-13.8%) Tijuana (-6.7%), Ecatepec (-6.2%) y Benito Juárez (-3.0%), con dos llamativas excepciones, Ciudad Juárez y Jiutepec, donde los homicidios aumentaron 25.4% y 21.2% respectivamente.

El secretario Durazo también presentó un balance de feminicidios, con tendencia a la baja. Su lectura es correcta, pues se registró una disminución de 7% en este delito: de 2.5 víctimas diarias en marzo a 2.3 en abril de 2020.

Por otra parte, con el fin de ponderar positivamente el trabajo de la Comisión Nacional Antisecuestro, se informó de una disminución en secuestro y extorsión. En efecto, en las carpetas de investigación para estos delitos muestran una tendencia a la baja. Sin embargo, este comportamiento es completamente ‘normal’, dada la altísima cifra negra (hechos no denunciados) que ostentan: 97.9% en extorsión y 91.2% en secuestro (Envipe 2019). Utilizar cifras de delitos de los que se desconoce casi todo resulta especialmente inoportuno en el contexto de la emergencia sanitaria, cuando se han reportado en la prensa nacional casos de secuestro de prestadores de servicios de salud.

Creemos que caracterizar como grandes logros cambios marginales en incidencia delictiva conlleva riesgos. El mayor de ellos es desviar la atención de lo que realmente importa: el diseño de una estrategia de prevención y reducción de homicidios, que atienda de manera diferenciada las dinámicas y los patrones de violencia letal de cada región o localidad. Una estrategia con intervenciones dirigidas a los grupos en mayor situación de riesgo, como jóvenes en conflicto con la ley, mujeres que han sido violentadas, migrantes, población de zonas de alta criminalidad, entre otras.

Instamos al secretario de Seguridad Pública y Protección Ciudadana, y al presidente Andrés Manuel López Obrador, a aprovechar el próximo informe de seguridad pública de una manera distinta. La ciudadanía necesita conocer los planes de preparación para el impacto que la crisis económica tendrá en las dinámicas criminales.

Etiquetas

Artículos relacionados

Back to top button
Close
Close