Llanto y dolor en el último adiós de las víctimas del Jueves Santo


0

Morelia, Michoacán.- Con impotencia, llanto triste, amargo y el dolor a flor de piel, la tarde de este miércoles se llevó a cabo la misa de cuerpo presente y el sepulcro de 16 de las 28 víctimas del accidente de la Autopista de la Muerte, la Siglo XXI.

Una de las víctimas, Feliciana Rosales, fue acompañada a su última morada por decenas de vecinos de la colonia Industrial; también estaban presentes familiares y tres hijos de Feliciana, a quien todos la recuerdan como la viva imagen de una mujer luchadora y un ejemplo para muchas personas.

“Siempre sonriente, con una palabra de aliento, dándonos consejos; yo la veía como una hermana mayor porque crecí con ellos, esa parte es la que quiero quedarme, más allá de imaginar cómo fue el accidente, con la sonrisa que siempre tenía cada que nos visitaba”, recuerda triste Patricia Espinosa, prima de la difunta.

Mientras el cuerpo de Feliciana Rosales fue cargado hacia el panteón, familiares de las demás víctimas ya habían sepultado a algunos de ellos en medio de gritos desgarradores que cimbraron la tarde despejada y provocaron escalofrío con una lección tan cierta como la muerte: nunca sabes cuándo será la última vez que veas a alguien.

Ahora estos morelianos que perdieron la vida de una forma trágica, fueron a lo que llaman su última morada y los acompañó una banda de viento que interpretaba canciones mientras el panteón privado se llenaba de coronas de flores que familiares, amigos y conocidos llevaron para el descanso eterno de los que siempre serán recordados por el fatal accidente en la carretera Siglo XXI.

Ese Jueves Santo salieron a vacacionar; nunca se imaginaron que jamás regresarían.

 

 

Con información de Grupo Marmor.


Like it? Share with your friends!

0