Columnas

Partidos políticos ricos, electores pobres (2-2)

Agustin Guerrero Castillo

El Congreso de la Unión discutirá nuevamente en el próximo período ordinario, la disminución del financiamiento público a los partidos políticos, una vez que el presidente López Obrador ha expresado su decisión de presentar una iniciativa sobre el tema.

Los argumentos en la exposición de motivos de la reforma de 1996 en la que se establece la prioridad de los recursos públicos sobre los privados en el financiamiento de los partidos políticos, eran: evitar que recursos de dudoso origen “infiltren” a los partidos y comprometan su independencia; mejorar la competitividad entre partidos, al establecer criterios de equidad y proporcionalidad en la asignación del financiamiento e; incentivar la participación de los ciudadanos en los asuntos públicos y disminuir el abstencionismo.

Sin embargo, en la elección presidencial del 2000, sucedieron dos hechos que exhibían el uso ilegal de recursos públicos y privados que obligaron a fortalecer los instrumentos de fiscalización. Me refiero al PEMEXgate, en que se estima el desvió de mil millones de pesos del sindicato petrolero hacia el PRI y su candidato y, “los amigos de Fox”, un mecanismo ilegal para recabar recursos privados a favor del PAN y su candidato y hasta donde se llegó a documentar fueron 600 millones de pesos de origen dudoso.

Por otra parte, el que los partidos políticos tengan cada año mas y mas financiamiento, no se ha traducido en una mayor participación de los ciudadanos en las elecciones. En las presidenciales del 2000, 2006, 2012 y 2018 prácticamente el porcentaje de participación es el mismo, 62%, y en las intermedias del 2003, 2009 y 2015 ocurre lo mismo, una participación del 44%. En estos 20 años el financiamiento federal se incrementó en tres veces y media, al pasar de 1,563,636,107 en el año 2000 a 5,327,124,203 en 2020.

Al mismo tiempo, los procesos electorales han tenido modificaciones sustanciales que nos indicarían que lo racional es disminuir el financiamiento. En primer lugar, se han reducido los tiempos de campaña. Aquellos procesos eternos que duraban un año, ya no existen. Se han ido compactando las elecciones federales y locales, para que se realicen el mismo día, lo que trae ahorros sustantivos en materia de propaganda. Pero lo mas importante es el cambio tecnológico. El internet y las redes sociales son hoy en día, el espacio por el que transcurre la información, el debate, las campañas, la vida pública. Se acabó la propaganda de superficie, los pendones, los carteles, los plásticos, etc, etc.

La vida transcurre en el internet hoy en día, quien no está en las redes, vive en las cavernas.

Otro asunto es que los votos cuentan doble en materia de financiamiento. A los recursos federales, hay que agregarle las prerrogativas que localmente se asignan a los partidos y que son por la misma cantidad.

La Secretaria General de MORENA en funciones de presidencia anunció que este partido va a regresar el 75% del financiamiento federal, es decir, que de los 1,760,357,966 millones de pesos que tendría en 2020, solo recibirá 440,089,491. A esa cantidad hay que sumarle las prerrogativas que MORENA recibe en los estados 1,392,078,310 para tener la cantidad real, en total: 1,832,167,801.

El PAN tendrá 1,873,544,248 millones de pesos. 970,494,658 de recursos federales y 903,049,590 de recursos locales.

El PRI tendrá 1,746,682,630 millones de pesos. 914,603,291 de recursos federales y 832,079,339 de recursos locales.

El PRD tendrá 808,855,352 millones de pesos. 439,827,808 de recursos federales y 369,027,544 de recursos locales.

El PT tendrá 654,203,974 millones de pesos. 395,435,270 de recursos federales y 258,768,704 de recursos locales.

El PVEM tendrá 761,547,286 millones de pesos. 431,008,417 de recursos federales y 330,538,869 de recursos locales.

El MC tendrá 615,705,941 millones de pesos. 415,396,793 de recursos federales y 200,309,148 de recursos locales.

Además los partidos locales recibirán 313,507,565 millones de pesos.

En total, para el año 2020, el financiamiento presupuestado para los partidos políticos de recursos federales y locales, es: 9,929,483,272 millones de pesos.

Esta es otra vía para reducir a la mitad el dinero que reciben los partidos. Basta cancelar las prerrogativas locales. Que los votos cuenten una sola vez.

 

Etiquetas
Mostrar más

Artículos relacionados

Back to top button
Close
Close